Desde hace varios años escribo, de vez en cuando, lo que llamo “obras diarias”. Son obras escritas en un día, a modo de bocetos o borradores. Es un ejercicio y compromiso con la práctica, que saqué de un libro de Suzan Lori-Parks:
365 days/365 plays. Algunas de estas obras, tremendamente humildes, han ido creciendo luego hasta convertirse en otra cosa. Otras no. Muchos de los procedimientos, temas y recursos formales que he usado en mis obras más larga nacen de estos ejercicios.

Estas dos que presento aquí, inéditas, están fechadas con el día en que se escribieron. Mi hijo aprende los nombres de las cosas; es totalmente inédita. El origen de las especies; lo escribí a partir de un encargo de la compañía Nueve novenos para hacer una obra coral, con la idea general de Recuerdos de Madrid. De momento, esta obra no se ha montado. Hice una versión de esta obra en forma de relato, que se publicó el pasado agosto en la revista El cultural.

Pablo Remón, septiembre de 2022.

 

 

Mi hijo aprende los nombres de las cosas
El origen de las especies