El espacio dramático se instituye en el texto como zona de intersección entre el espacio referencial (la “realidad”, el “mundo) y el espacio representacional (la “escena”, el “teatro”). Es precisamente su naturaleza lingüística, verbal -está constituido por palabras– lo que le confiere tal función mediadora, y su análisis resulta indispensable no sólo para comprender qué...