Con ese leve gesto… se levantan los vientos de su sueño lejano y acuden hacia aquí, presurosos, conduciendo rebaños de nubes vagabundas. Con este otro… les ordeno abatirse sobre el mar y encrespar su serena superficie. ¡Soplad, soplad más fuerte! Levantad olas altas como montes nevados, haced que mar y cielo se confundan. Y, ahora,...