No nos llamemos a engaño: EL TEATRO FRONTERIZO no es un grupo de teatro, a la manera de aquellos que, en los años 70, recorrían la geografía española a lomos de una desven­cijada furgoneta. Para empezar, nun­ca hemos tenido una furgoneta, ni siquiera desvencijada. Y para concluir -con el equívoco-, apenas si podría hablarse, durante casi diez años,...