La primera vez que un poema visual de Bross me golpeó en el lóbulo frontal, experimenté un inolvidable efecto de eco entre ambos hemisferios cerebrales. Esto me pasó en la Escola Elisava, mientras realizaba un crucero humanista por el racionalismo utópico. Sin embargo, ulteriores acontecimientos me han traído a hablar de la influencia de la...