La idea de Lovers and Lunatics: Desde el verano del 88 la consigna en el Kreis Theater fue Shakespeare, así, a la brava y en pleno, lanzada desde los acantilados rocosos de Menorca, donde su director, George Tabori, soñaba con un hipermontaje de nueve horas de duración, tres partes de tres horas cada una, que...