Una entrevista de Jean Vilar que data de 1946 comporta una sólida advertencia contra el espectáculo épicier (tendero, hortera, “botiguer”). “El enemigo del teatro, decía el director de escena, no es el cinematógrafo (del que se sabe que es capaz de engendrar obras de alto nivel artístico)”, sino ese tipo de producción “en que todo...