Autor: Juan Mayorga.
Título: Más Ceniza.
Editorial (o forma de localización): INAEM (Accésit Premio Calderón de la Barca 1992).
Año de publicación: 1994.
Páginas: 59 (30 líneas y 55 pulsaciones aprox.).
Año de redacción: 1992.
Personajes: Tres parejas (hombre/mujer).
Espacios: Un solo espacio donde se yuxtaponen, en realidad, tres espacios distintos, uno por pareja, donde actúan como si estuviesen solas en escena.
Temporalidad: Actual (en algún país del mundo).
Tiempo representado: El que dura la acción.

Sinopsis: Últimas horas antes del asesinato de un presidente en una democracia masmediática. Los tres hombres, cada uno con su respectiva pareja, son los tres polos del triángulo argumental. La víctima, el verdugo, el inductor (y seguro sustituto del presidente asesinado) se preparan para asistir a un importante mitín donde se ha de cometer el magnicidio. El argumento le sirve al autor para hacer una dura crítica la sistema político actual.

Anotaciones: Juan Mayorga (de quien también he tenido ocasión de leer El Traductor de Blumenberg, Colección Nuevo Teatro Español, CNNTE, INAEM, Madrid, 1993) se caracteriza por la capacidad de crear atmósferas con cualidades oníricas y densas de contenido y pedir puestas en escena de enorme riqueza estética (lo que no quiere decir que requiera un gran aparato escénico, pero sí, por ejemplo, una compleja y matizada utilización de la luz y una presentación plástica, escénica, de vestuario o caracterización, cuidadosa y elaborada). Se trata de un teatro ideológico que bebe de las fuentes de la literatura y la plástica contemporáneas (de Kafka y Bruno Schulz a Heiner Müller y Thomas Bernhard; la escuela expresionista, con George Grosz a la cabeza). Juan Mayorga es un autor riguroso, que construye con solidez (estructura contemporánea en sucesión de fragmentos/rompecabezas), que tiene una idea global del mundo y la expresa con contundencia. Si no ha sido estrenado todavía es porque anda en las antípodas de lo que ahora “se lleva” (ese teatro fácil, ligero y cómico a la vez que ingenioso, una filosofía para todos los públicos). Lo que necesita Mayorga es un director que se enamore de su obra y que esté dispuesto a desarrollarla en todas sus consecuencias. Tiempo al tiempo. A Juan Mayorga le falta, tal vez, un punto de latinidad, de humor y de esperpento, algo que seguro desarrollará con el tiempo.