Hay pocas obras tan perfectamente estructuradas como las de Samuel Beckett y sin embargo, la primera impresión que éstas nos causan es de confusión, de extrañeza, a veces incluso de “caos” y la obra que vamos a comentar es un buen ejemplo de ello. No obstante, como luego veremos, bajo el “caos” superficial encontramos una...